Recuerdos de un cenicero

Estaba yo enfrascado en fotografiar unas localizaciones para la producción de un rodaje y de pronto esta imagen se cruzó en mi camino. Algo en ella llamó mi atención y los recuerdos se me atropellaron.

Aquellas colillas me evocaron mi infancia, cuando iba a casa de mi abuelo en Jaén. Fumaba mucho, como se puede imaginar por mi comentario, aunque mucho no pueda contener en su significado todo lo que fumaba.

Recuerdo aquel fuerte olor a nicotina impregnado en todos los rincones de la casa, los dedos amarillentos de mi abuelo, sus delgadas piernas cruzadas, la una sobre la otra, con aquel movimiento cadencioso que nunca cesaba, y que transmitía a la mesa camilla haciendo notoria su presencia. Recuerdo la hora del telediario, que nadie nos atrevíamos a alterar, y más aún, el discurso del Rey por Navidad… aquello si que era sagrado.

Y cuando me vienen aquellas imágenes, siempre veo a mi abuelo fumando, con su tos crónica y los pitos de sus bronquios cuando se reía.

Cuando vi este cenicero me acordé de aquella mesa camilla en la que nos sentábamos todos cuando llegábamos de viaje, en la que mi abuela nos ponía aquel caldo que tenía preparado y en la que nunca faltaba el cenicero de mi abuelo, junto a su vaso de café negro y denso, su otro vicio.

Aquel cenicero era parecido a este, y tenía propaganda de condepols (siempre me produjo curiosidad este detalle)… Pero lo que más recuerdo es de verlo siempre así de lleno.

Por cierto… ¿ahora se fuma menos?

  • Apertura: ƒ/5.3
  • Longitud focal: 45mm
  • ISO: 200
  • Velocidad: 1/80s

Etiquetas: ,

Comments

  • corder@ono.com 14 diciembre 2010

    Hemos leido con detalle tus articulos y los vemos muy interesantes; quizas digan… claro son sus padres! Pues no, es que están bien hechos con con una profunda lección de sencillez y sobre todo con mucha alegría. Me ha gustado y recordado el videoclip de la puerta en la alameda, que de nuevo he recordado. Sigue ofrenciéndonos artículos para disfrutar de tu blog. Besos, papas

Comments Are Closed